Posts Tagged ‘anuncios’

Anuncios engañosos, ¿vale la pena el riesgo?

Publicado el: mayo 23rd, 2014 por rarg No hay comentarios

Anuncios engañosos

Hace unos días, mientras checaba mi correo, este anuncio llamó mucho mi atención.

Como normalmente filtro la publicidad, es raro que le haga caso a un banner, pero lo que leí fue:

SEXO 24 HORAS

¡Orale! ¿Tan temprano y en Hotmail? Claro que después lo leí más detenidamente y hasta me hizo reir.

Si lo lees bien no tiene nada de malo, pero el acomodo de las palabras te hace pensar otra cosa cuando lo ves de golpe.

En mi caso me pregunté qué hacía un anuncio de sexo en Hotmail a medio día, pero muchos otros seguramente le dieron clic sin leerlo completo.

Es un ardid para llamar la atención y, dada nuestra naturaleza, funciona bastante bien.

Claro que a los que le dan clic y resulta algo como trabajo de guardia no les hace mucha gracia, pero es una forma de conseguir visitantes, aunque técnicamente no es una falta de ética.

Tal vez tu producto o servicio pueda tener algo parecido. Quién ideó esta campaña tenía pensado tener muchos visitantes, pero hay un problema con esto:

La publicidad cuesta

He hecho muchas campañas para vender un montón de cosas. A veces pegan, a veces no pegan, pero todas tienen visitantes.

Mientras ganes más de lo que gastes, está bien.

La cosa es que si haces un anuncio como este, que llame mucho la atención y que atraiga gran cantidad de visitantes, tu precio va para arriba.

Si estoy vendiendo una estufa portátil, puedo poner un anuncio que atraiga muchas miradas:

Esta chica te calienta todo lo que le pongas

La buena noticia es que tendré miles de visitas en minutos. La mala es que serán adolescentes calenturientos en vez de amas de casa, campistas o negocios de banquetes.

Lo más probable es que se me vaya todo el dinero recibiendo visitantes que me la refresquen en cuanto vean de qué se trata realmente la cosa y no venda ninguna de mis estufitas.

En resumen, mi publicidad seguramente no me dejará ventas. Es más, hasta me dejará deudas.

Por lo tanto, nunca hay que hacer esto… ¿o sí?

Esto lo puedo contestar con la respuesta que a todo mundo cae gorda: depende.

Hay algunos productos o servicios que pueden salirse con la suya con este tipo de publicidad.

Ring tones, cupones para comida rápida, cosas gratis… cualquier programa cuyo modelo de negocio se base en volumen y tenga una tasa de conversión alta (como todo lo gratis), puede beneficiarse de estos anuncios “creativos”.

La gran mayoría de estas ofertas son CPA (costo por acción) y te pagan un dólar o algo así por cada suscripción, descarga o lo que sea que ofrezcan.

Para ganarle bien a estas, el volumen es la respuesta. De nada te sirve tener conversión si estás ganando un dólar al día. Mejor échale mil gentes a ver cual pega.

Si la oferta la acepta uno de cada 10 y te pagan un dólar, entonces puedes pagar hasta 10 centavos por visitante y salir tablas.

Si bajas el precio con otras palabras, relevancia o alguna otra onda de donde compres la publicidad, hasta sales ganando.

Sin embargo, para hacer este tipo de chistes, el riesgo aumenta y se puede salir de control si no tienes los ojos bien abiertos.

La cosa es llevar bien los números. Mientras estés ganando, no importa qué tu anuncio esté sangrón; no puedes discutir contra los resultados.

Como regla general, la gran mayoría de los productos funcionan mejor con anuncios enfocados: es mejor la calidad que el volumen.

Por ejemplo, durante un tiempo vendí un conjunto de fajas modeladoras. El mercado es bastante obvio: mujeres con algo de relleno buscando que su ropa se vea mejor y, tal vez, sus parejas.

Cualquier otro visitante es una pérdida de dinero.

Por eso, mis anuncios llamaban la atención de cualquier persona buscando éste producto.

El anuncio mencionaba el producto, la talla y el color. De esta manera, reduces el número de personas que den clic por confusión o equivocación.

Dependiendo del caso, hasta menciono el precio en mis anuncios: mejor que sepan que hay que pagar y no estén de metiches pensando que es gratis o algo así.

Para otras cosas como bajar el ringtone del video de Rihana y Shakira, el mercado es mucho más amplio.

En estos casos en que la oferta puede pegar con una amplia variedad de personas, a veces no importa cómo lleves visitantes a la página; la cosa es que lleguen. Ya estando ahí, alguno le agarrará cariño.

La moraleja es: no hay fórmula mágica. Lo que sirve para un mercado, puede ser pésimo para otro.

Si estás pensando en utilizar anuncios de este tipo, monitorea cuidadosamente los números. Eso sin contar con que mucha gente te dedicará muchas maldiciones cuando vea que el anuncio es puro cuento.

Quién sabe cómo le habrá ido al cuate del anuncio; a lo mejor consiguió lo que quería.

Ya he estado en esto el tiempo suficiente para saber que no puedes generalizar. De pronto una idea que parece absurda termina arrasando a los demás.

Como siempre, solo queda probar y tener los ojos bien abiertos. A lo mejor tienes la respuesta en una campañita.

En resumen: las ofertas generales como ringtones, cupones, descuentos, porno y cosas así se pueden manejar con anuncios engañosillos como éste. Estas normalmente tienen tasas de conversión altas, ya que se manejan con algún “gancho” gratuito.

Productos y ofertas más serias, requieren de mucho más cuidado. Necesitas gente que quiera comprar, no nada más andar de curiosa.

Lo bueno es que todos los proveedores de anuncios (Adwords, MSN, etc.) tienen herramientas bastante entretenidas que te muestran, con retrasos de unos minutos, cómo va tu campaña, cuánto dinero te queda y a cuanto te está saliendo el chistecito.

Combina eso con tus ventas y tendrás una imagen bastante fiel de cómo están las cosas y qué tal salió tu anuncio.

Igual y pega, igual y no, pero al menos ya sabrás si te conviene volver a hacerlo o mejor quedarte con técnicas más útiles.

 

México pierde y Google usará tu perfil en anuncios si le diste un “plus” al partido

Publicado el: octubre 16th, 2013 por rarg 2 Comentarios

googleendorsement

 

Bueno, lo de México ya ni hablar… creo que es mejor que no pasen para que no hagan más el ridículo, pero a ver cómo les va en el siguiente.

Por cierto, tanto que le echan a EU y gracias a ellos igual y hasta pasan… Pero bueno, a lo que voy:

Entre las muchas cosas que hace Mr. G quesque para “proteger la privacidad y la experiencia de los usuarios”, poner la cara de los perfiles de Google + en anuncios parece más ventaneada que otra cosa.

Porque, de acuerdo a los nuevos términos de servicio de Google, pueden utilizar tu perfil -incluida tu foto- para que des tu “recomendación” en anuncios (endorsement).

Claro que no es indiscriminadamente; solo cuando le des un “plus”, comentes, sigas, etc.

O sea, creo que para todo, menos para cuando vayas al baño, a menos que estés twiteando eso.

Pero esto Google no lo hace con malas intenciones, solo para “ayudar” a tus cuates a escoger un buen producto o servicio, ya que tu cara va a aparecer recomendándolo.

¿Qué diferencia hay entre esto y un “Like” de Facebook? ¿Qué no es lo mismo?

Podrá ser algo parecido, pero definitivamente no es lo mismo. En Facebook tu eliges a qué le vas a dar el “Me Gusta”, aparece en en algunos lugares de acuerdo a lo que tengas configurado en tu perfil y se termina.

Con Google es como el conejito del Energizer: sigue y sigue sigue… Un “plus” que des hoy puede resonar mucho tiempo después.

Además, no sabes cómo ni cuando va a salir, dejándole todo eso a Google.

¿Esto de qué le sirve a Google?

La red de anuncios de Mr. G es la más grande y utilizada. Quienes anunciamos y vendemos queremos la red de anuncios que mejor funcione.

Cuando aparece un anuncio “recomendado” por ti, lleva una pequeña ventaja sobre los demás para tus cuates, ya que se supone que si a ti te gusta, tal vez a ellos también.

Y, como aumentan las ventas por esto, más anunciantes querrán utilizar la red de anuncios de Google.

La idea no es mala… el problema es que lo hagan de pronto y que, a menos que lo quites, tu “recomendación”, esta está activada de origen y para siempre.

Tal vez no parezca mucho, pero la realidad es que muchas cosas que la gente utiliza lo hace porque en realidad no sabe para qué sirve o cómo deshacerse de ellas. Aunque no lo creas, hay quienes no saben qué es Chrome ni Firefox ni Safari.

Siguen utilizando Internet Explorer porque es lo que venía en su computadora y no van a dedicarle tiempo a instalarle cosas: quieren usarla y ya. Así que todos los que no tengan el conocimiento o las ganas de buscarle, están activados desde ya.

En fin, parece que Google cada vez cae más en lo que muchos otros vendedores de productos y servicios: está más preocupado en ver qué tanto puede conseguir para ganar más mercado y utilidades que lo que puede hacer por los usuarios.

Y conste que no estoy en contra de que hagan dinero: de hecho, es la razón por la que muchos estamos aquí.

Sin embargo, hay una gran diferencia entre hacer lo legal y hacer lo correcto. Quien se va por lo primero solo está estirando la ley para salirse con la suya, utilizando cualquier tecnicismo para no tener que responder por sus acciones.

quitarendorsement¿No quieres dar tu recomendación y que salga tu carota en los anuncios?

No hay problema, solo tienes que decirlo, aunque no lo ponen tan obvio como otras cosas.

Solo tienes que seguir este enlace, quitar la flechita en “Based upon my activity, Google may show my name and profile photo in shared endorsements that appear in ads.” y darle al botón de “Save”. Checa la imagen de la entrada.

En mi caso estaba seleccionada… espero que no me hayan ventaneado cuando compraba viagra genérico…

¡Pero hay un lado positivo!

Piensa en que mucha gente te podrá ver en los anuncios y la fama llegará como caída del cielo.

Claro que vas a tener cuidado cuando le des “plus” a cirujano plástico o cuando quieras comprar uno de esos “juguetitos” pero qué quieres… ¡Es el precio de la fama!

¿No quieres mostrar tu cara por todos lados? Comparte el artículo para quien quiera mantener su privacidad.

 

El tráfico más fácil

Publicado el: septiembre 9th, 2013 por rarg No hay comentarios

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEstaría bien sacar algunas estadísticas acerca de la cantidad que un novato está dispuesto a invertir para tener un negocio en Internet. Siempre es bueno tener números.

Sin embargo, aún sin estadísticas puedo decirte que la inmensa mayoría de la gente tiene un número en la cabeza: $ 0.00.

Por eso, muchos de los que empiezan se cierran a una forma de tráfico que puede darte mucho mejores resultados en algunas cosas que el famoso “tráfico orgánico” de los buscadores.

Me refiero al tráfico pagado.

Todo mundo le entra a Adsense para ganarse una lana, pero muchos no tienen idea de que los anuncios que aparecen en Adsense vienen de tráfico pagado en el programa de Adwords.

Y es aquí donde está la magia. El tráfico por optimización a la SEO y de redes sociales requiere de tiempo y esfuerzo (también dinero, pero eso lo puedes sustituir con tiempo y más esfuerzo), pero el tráfico pagado es instantáneo.

Unos minutos después de que aprueban tu anuncio, tu oferta está en miles de sitios y blogs que cumplan con las condiciones que pusiste.

Es cierto que cuesta, pero si tienes una buena oferta, termina dando ganancias. Es por eso que se sigue haciendo.

Si estás pensándole mucho para pagar por tráfico, piensa que:

Es instantáneo

Bueno, el instante son unos minutos, pero aún así, es mucho más rápido que cualquier otra forma de tráfico que se te ocurra.

Ya sea en Adwords o en Facebook o donde te guste, pagar unos centavos por cada visita te puede redituar mucho más y más rápido que cualquier otra forma de conseguir visitantes.

¿Has visto esos éxitos rápidos de gente que hizo mil ventas en unos cuantos días? Quienes no eran famosos desde antes lo hicieron pagando tráfico.

Es predecible

Claro que no puedes adivinar, pero después de un par de semanas de ver los datos puedes ver un panorama bastante probable.

El tráfico orgánico varía mucho por tu contenido, por el de los demás, por el humor del visitante, pero, más que nada, por el humor de los buscadores, especialmente de Google.

Los anuncios no andan con esas cosas: siempre funcionan. Lo único que te puede quitar el tráfico en este aspecto es que haya más competencia, pero hasta eso es predecible.

Es fácil de conseguir

Nada de estarte quebrando la cabeza buscando contenido, videos, imágenes o lo que sea que quieras utilizar para llamar la atención.

Solo hay que hacer una cuenta, depositar lo que quieras utilizar y echarlo a volar. Mientras no metas porno o groserías, inmediatamente estás en business.

Tienes el control

Solo por esto es hermoso. ¿Quieres más visitantes? Metes más lana o aumentas tu puja. ¿Quieres que vayan a otro lado? Cambias la dirección de la página en el anuncio. ¿Quieres que no estén molestando en la noche? Con un cambio en la configuración tienes.

Claro que tiene sus cosas malas… No puede ser rico y ser de dieta al mismo tiempo, ¿verdad? Así que hay que tener cuidado por lo siguiente:

Todo es con presupuesto

Todas las empresas exitosas tienen un presupuesto y todas entienden que parte de ese presupuesto no generará ingresos directos.

No todos los visitantes comprarán tu producto o entrarán a tu promoción. Muchos solo serán curiosos, muchos serán competidores y algunos serán mendigos que solo quieren hacerte gastar.

Sin embargo, aquí no es cuestión de costos sino de utilidades. Mientras estés ganando, puedes seguir adelante.

¡Mucha atención en tus campañas!

Aquí no se vale poner un anuncio y echarte a rascarte la panza. Cada clic es dinero y hay que estar monitoreando de cerca, especialmente cuando empiezan las campañas.

Si no estás ganando, si estás gastando mucho o no se está vendiendo, hay que decidir rápido en hacer cambios o de plano cancelar la campaña, antes de acabarte tu presupuesto.

Aquí no hay cosa automática.

Hazle caso al comprador, no a tu “instinto”

He visto a mucha gente enamorarse de un anuncio o banner y defenderlo hasta la muerte.

Aquí no funciona eso. Si un banner no vende, hay que cambiarlo, aunque a ti te parezca que está genial.

No importa lo que tú, los diseñadores, los marketeros y el gobierno piensen: a ti solo te debe interesar lo que piensa el público y te lo dirá con ventas.

No dejes que el tráfico se pierda

Si vas a pagar por tráfico, siempre debe haber una oferta o una suscripción. Si solo estás mandando tráfico a una página de aterrizaje de un producto afiliado, te quedarás sin dinero más rápido que con una ida “al otro lado”.

El lugar a donde van tus visitantes debe venderles algo o tomar sus datos para alguna campaña. Cualquier otra cosa es, muy probablemente, una noble acción de tu parte para darle dinero a alguien más.

 

El tráfico pagado es a todo dar. No es la primera vez que lo comento pero siempre lo repito de vez en cuando.

Échale ganas a tus redes sociales, a tu optimización, a tu sitio y a todo lo que te guste, pero no se te olvide checar el tráfico pagado.

Sin este, tu estrategia puede estar incompleta y puedes estar dejando mucho dinero en la mesa.