Archive for mayo, 2014

¿Cómo te fue con el Panda 4?

Publicado el: mayo 30th, 2014 por rarg 2 Comentarios

Actualización Google Panda 4.0

A poco más de una semana de la actualización Panda 4.0 (o cuarta recargada), ¿has notado alguna diferencia?

Aunque todavía es muy pronto para decir si esto fue significativo, hubo algunos cambios.

En la gran mayoría de mis sitios y blogs no pasó nada, pero esos no estaban “pandalizados”, así que no esperaba que hubiera mucho movimiento.

Buena noticia, al menos sabemos que no afecta a los que no estaban afectados.

Sin embargo, en este sitio sí pasó algo: subió poco más del 15%.

Y es algo que me sorprendió porque a mí me pegó el pingüino, no el panda, pero de todos modos subió en algo el tráfico.

En fin, al menos se ve que hubo algo de cambio, aunque en un foro ponen una pregunta interesante:

¿Si recupero posiciones es que mi contenido es malo pero me dan chance o es porque la actualización del Panda estuvo mal desde el principio?

Cualquiera que sea la respuesta, parece que se tomaron su tiempo para arreglar la mugre o para darle chance a los desposeídos.

Pero bueno, como a Mr. G no se le puede decir nada, solo queda esperar a ver qué pasa en los siguientes días.

A ti, ¿cómo te fue?

 

Anuncios engañosos, ¿vale la pena el riesgo?

Publicado el: mayo 23rd, 2014 por rarg No hay comentarios

Anuncios engañosos

Hace unos días, mientras checaba mi correo, este anuncio llamó mucho mi atención.

Como normalmente filtro la publicidad, es raro que le haga caso a un banner, pero lo que leí fue:

SEXO 24 HORAS

¡Orale! ¿Tan temprano y en Hotmail? Claro que después lo leí más detenidamente y hasta me hizo reir.

Si lo lees bien no tiene nada de malo, pero el acomodo de las palabras te hace pensar otra cosa cuando lo ves de golpe.

En mi caso me pregunté qué hacía un anuncio de sexo en Hotmail a medio día, pero muchos otros seguramente le dieron clic sin leerlo completo.

Es un ardid para llamar la atención y, dada nuestra naturaleza, funciona bastante bien.

Claro que a los que le dan clic y resulta algo como trabajo de guardia no les hace mucha gracia, pero es una forma de conseguir visitantes, aunque técnicamente no es una falta de ética.

Tal vez tu producto o servicio pueda tener algo parecido. Quién ideó esta campaña tenía pensado tener muchos visitantes, pero hay un problema con esto:

La publicidad cuesta

He hecho muchas campañas para vender un montón de cosas. A veces pegan, a veces no pegan, pero todas tienen visitantes.

Mientras ganes más de lo que gastes, está bien.

La cosa es que si haces un anuncio como este, que llame mucho la atención y que atraiga gran cantidad de visitantes, tu precio va para arriba.

Si estoy vendiendo una estufa portátil, puedo poner un anuncio que atraiga muchas miradas:

Esta chica te calienta todo lo que le pongas

La buena noticia es que tendré miles de visitas en minutos. La mala es que serán adolescentes calenturientos en vez de amas de casa, campistas o negocios de banquetes.

Lo más probable es que se me vaya todo el dinero recibiendo visitantes que me la refresquen en cuanto vean de qué se trata realmente la cosa y no venda ninguna de mis estufitas.

En resumen, mi publicidad seguramente no me dejará ventas. Es más, hasta me dejará deudas.

Por lo tanto, nunca hay que hacer esto… ¿o sí?

Esto lo puedo contestar con la respuesta que a todo mundo cae gorda: depende.

Hay algunos productos o servicios que pueden salirse con la suya con este tipo de publicidad.

Ring tones, cupones para comida rápida, cosas gratis… cualquier programa cuyo modelo de negocio se base en volumen y tenga una tasa de conversión alta (como todo lo gratis), puede beneficiarse de estos anuncios “creativos”.

La gran mayoría de estas ofertas son CPA (costo por acción) y te pagan un dólar o algo así por cada suscripción, descarga o lo que sea que ofrezcan.

Para ganarle bien a estas, el volumen es la respuesta. De nada te sirve tener conversión si estás ganando un dólar al día. Mejor échale mil gentes a ver cual pega.

Si la oferta la acepta uno de cada 10 y te pagan un dólar, entonces puedes pagar hasta 10 centavos por visitante y salir tablas.

Si bajas el precio con otras palabras, relevancia o alguna otra onda de donde compres la publicidad, hasta sales ganando.

Sin embargo, para hacer este tipo de chistes, el riesgo aumenta y se puede salir de control si no tienes los ojos bien abiertos.

La cosa es llevar bien los números. Mientras estés ganando, no importa qué tu anuncio esté sangrón; no puedes discutir contra los resultados.

Como regla general, la gran mayoría de los productos funcionan mejor con anuncios enfocados: es mejor la calidad que el volumen.

Por ejemplo, durante un tiempo vendí un conjunto de fajas modeladoras. El mercado es bastante obvio: mujeres con algo de relleno buscando que su ropa se vea mejor y, tal vez, sus parejas.

Cualquier otro visitante es una pérdida de dinero.

Por eso, mis anuncios llamaban la atención de cualquier persona buscando éste producto.

El anuncio mencionaba el producto, la talla y el color. De esta manera, reduces el número de personas que den clic por confusión o equivocación.

Dependiendo del caso, hasta menciono el precio en mis anuncios: mejor que sepan que hay que pagar y no estén de metiches pensando que es gratis o algo así.

Para otras cosas como bajar el ringtone del video de Rihana y Shakira, el mercado es mucho más amplio.

En estos casos en que la oferta puede pegar con una amplia variedad de personas, a veces no importa cómo lleves visitantes a la página; la cosa es que lleguen. Ya estando ahí, alguno le agarrará cariño.

La moraleja es: no hay fórmula mágica. Lo que sirve para un mercado, puede ser pésimo para otro.

Si estás pensando en utilizar anuncios de este tipo, monitorea cuidadosamente los números. Eso sin contar con que mucha gente te dedicará muchas maldiciones cuando vea que el anuncio es puro cuento.

Quién sabe cómo le habrá ido al cuate del anuncio; a lo mejor consiguió lo que quería.

Ya he estado en esto el tiempo suficiente para saber que no puedes generalizar. De pronto una idea que parece absurda termina arrasando a los demás.

Como siempre, solo queda probar y tener los ojos bien abiertos. A lo mejor tienes la respuesta en una campañita.

En resumen: las ofertas generales como ringtones, cupones, descuentos, porno y cosas así se pueden manejar con anuncios engañosillos como éste. Estas normalmente tienen tasas de conversión altas, ya que se manejan con algún “gancho” gratuito.

Productos y ofertas más serias, requieren de mucho más cuidado. Necesitas gente que quiera comprar, no nada más andar de curiosa.

Lo bueno es que todos los proveedores de anuncios (Adwords, MSN, etc.) tienen herramientas bastante entretenidas que te muestran, con retrasos de unos minutos, cómo va tu campaña, cuánto dinero te queda y a cuanto te está saliendo el chistecito.

Combina eso con tus ventas y tendrás una imagen bastante fiel de cómo están las cosas y qué tal salió tu anuncio.

Igual y pega, igual y no, pero al menos ya sabrás si te conviene volver a hacerlo o mejor quedarte con técnicas más útiles.

 

Actualización de Google: suelta a su Panda, versión 4

Publicado el: mayo 21st, 2014 por rarg No hay comentarios

Actualización Google Panda 4.0

Como ya se venía hablando desde (Panda “suave”) hace unas semanas, hay una nueva actualización en ya tristemente célebre Panda.

Bueno, sigue siendo popular en los zoológicos, pero no en los ambientes de optimización.

En fin, a esta hasta le pusieron número porque, según Matt Cutts mencionó en una expo, es un cambio significativo que va enfocado a echarle la mano a los pequeños negocios.

Como es una actualización mayor, hasta numerito le pusieron.

De acuerdo a lo que se ha venido hablando, se ha “suavizado” para nivelar las cosas.

Así que si ves algunos movimientos en tu sitio o blog, te quitan penalizaciones o, si las cosas van mal, bajarás algunos escalones.

Hora de poner algo de atención para ver cómo se ven las cosas en los siguientes días.

Y Google Me Vuelve A Eliminar El Blog

Publicado el: mayo 16th, 2014 por rarg No hay comentarios

Culpable hasta que se demuestre lo contrario

 

Como una linda sorpresa, Blogger ha bloqueado, otra vez, mi primer blog de este rollo porque, segun ellos,  es SPAM.

Desde el 2008, más de 300 entradas, puro contenido original, nada de blackhat y con un autoresponder de doble opt-in, para que no haya correos erróneamente enviados.

¿Al final? Blogger lo eliminó sin preguntarme nada.

Eso me lleva a contestar una pregunta que hacen muchos: ¿necesito comprar mi propio dominio?

La respuesta es: ¡sí!

Si  mis ingresos dependieran de ese blog, en este momento estaría jalándome los cabellos.

No voy a negar que recibo algo de lana de ahí, bueno, recibía, pero nada que me quite el sueño.

Así que la cosa es simple:

Mientras no tengas el control de tu dominio, estás a merced de los demás

Google ya eliminó ese blog durante 10 días hace un tiempo. Fue, como dicen ellos, un “falso positivo” en sus algoritmos.

Nunca hubo explicación o disculpa ni espero que la haya en esta ocasión.

¿Lo mejor de todo? Checa Blogger y verás miles (literalmente) de blogs promocionando fraudes, casinos y haciendo spam.

Parecería que la famosa cruzada contra el spam que tiene Google ya se convirtió en cacería de brujas. Pero bueno, eso es otra cosa.

Me han preguntado por qué no le echo más ganas a este blog y al eliminado, y la respuesta está precisamente en lo que acaba de suceder (otra vez).

Gracias a los tranzas y al spam, el marketing por Internet está cayendo en la misma situación en que están el porno, las pastillas y los casinos: todo mundo es culpable hasta que se demuestre lo contrario.

Y demostrar lo contrario es bastante difícil, especialmente cuando quien te acusa no quiere escuchar.

Quien insiste en tener todo en servicios gratuitos como Blogger está jugando una versión digital de la ruleta rusa, especialmente cuando ya ha empezado a ganar algo de dinero.

Por eso he concentrado mi energía desde hace tiempo en otros temas que, aunque a veces no dejan tanto en lana, no te tienen haciendo corajes.

Por eso, ¡compra tu dominio!

Cuestan menos de 12 dólares, yo los compro en Namecheap pero cualquier otro registrador te los venderá al mismo precio.

De hecho, muchos servicios de hospedaje te regalan un dominio

A pesar de lo que Mr. G piense de mí, este dominio sigue en pie. Mientras no haga spam, que es lo ilegal en este asunto, mi sitio seguirá en línea.

Lo peor que puede hacer Google es sacarme de su índice, pero lo hermoso es que hay otras maneras menos frustrantes de conseguir tráfico.

Si todavía piensas que puedes hacerla en esto sin dominio propio, piénsalo otra vez. Estas sorpresas no son muy agradables.

Además, si no piensas invertir ni 11 dólares en un dominio, definitivamente no vas a tener muchas opciones en este negocio.