Archive for enero, 2014

¿Cuánto Tarda En Dar Resultados Un Negocio En Internet?

Publicado el: enero 29th, 2014 por rarg No hay comentarios

calendarionegocio

Esta es una de las preguntas que más me han hecho y en la que más han insistido.

Hay quienes quieren saber exactamente cuánto van a ganar.

La buena noticia es que hay varias respuestas a esta pregunta. La mala es que ninguna es “En 3 meses vas a ganar $1,233.34 dólares cada mes”.

Sin embargo, hay maneras de tener un estimado, especialmente cuando ya llevas un rato en esto.

Pero antes, es necesario que sepas qué pasa con el éxito instantáneo y las ganancias de la noche a la mañana.

La verdad del éxito de la noche a la mañana es que: ¡Sí existe!… Pero no como tú crees.

Probablemente has visto algunos sitios que salen de la noche a la mañana y tienen miles de visitas, comentarios, suscripciones y ventas.

Algunos de los inventores dicen que estos resultados son gracias a sus métodos, herramientas y “secretos jamás revelados”.

Lo entretenido es que puede ser cierto. Probablemente sus métodos y herramientas ayudaron a su éxito, pero muchos dejan fuera un pequeño detalle: ya los tenían cuando hicieron el nuevo sitio, producto o servicio.

Vamos a verlo con un ejemplo:


Si yo hiciera un nuevo blog de, digamos, pesca en alta mar, estaría empezando desde cero. He pescado muy poco en alta mar, no tengo bote, cañas, experiencia ni muchos amigos que vayan a cada rato.

Tengo que investigar todo desde cero, buscar conectarme con gente que sabe qué onda y, lo más importante, no tengo una plataforma.

Es probable que esta sea más o menos tu situación.

Ahora, si quisiera empezar un sitio que tuviera que ver con ecología, conservación, marketing, escritura, tecnología open source o algún otro tema que maneje, tendría una audiencia muy rápido.

Claro que tengo mis métodos pero también tengo una plataforma para todos esos temas. En el caso de marketing, mi plataforma es este blog, el que empecé hace años y mi lista de suscriptores.

Solo tengo que echar a volar el nuevo sitio, avisarle a toda mi lista de suscriptores que lo visiten y poner enlaces aquí y mis sitios relacionados.

¡Listo! De la noche a la mañana tendré visitas y, probablemente, también ventas. Claro que proporcional a mi audiencia, pero creo que sabes a qué me refiero.

¿Y los que se hacen de millones de dólares, seguidores y demás? Algunos de los que sacan nuevos productos o sitios tienen listas de miles de suscriptores, se asocian con otros en joint ventures, hacen programas afiliados y con eso pueden tener un sitio o blog con miles de visitas desde el primer día.

Esos éxitos “de la noche a la mañana” en realidad tomaron bastante tiempo y esfuerzo en lograrse. La buena noticia es que, una vez que tienes tu plataforma, puedes tener uno de estos éxitos cuando quieras.

¿Captas? ¿O no captas?

Pero en tu caso, ¿Cuánto te va a tomar?

Ahora que ya sabes cómo se hacen los grandes hits de Internet, veamos la situación de la gran mayoría de nosotros.

Empiezas tu blog porque, según tú, con eso harás lana. Pasa un semana y nada. Pasa un mes y nada. Pasan dos meses y todavía nada.

Hay pocas visitas, tienes 8 suscriptores y no has hecho ninguna venta.

Te aburres y mandas todo al diablo, en lo que te animas a entrarle a alguna otra cosa.

Lo triste de esto es que solo necesitabas perseverar un poco más.

Mi experiencia me ha dicho dos cosas: no todos los nichos de Internet son iguales y no puedes esperar grandes resultados de inmediato si no tienes una plataforma de lanzamiento.

¿Quieres empezar un nuevo blog para promover un producto, servicio o tema? ¿Quieres que se escuche tu voz, hacer una audiencia y tener un negocio en Internet?

Pues resulta que vas a tener que chutarte de tres a seis meses de espera. Claro que tendrás visitas y algunas ventas, pero a veces es descorazonador el ver tan pocos resultados.

Lo bueno de esto es que la gran mayoría lo deja y se va a la siguiente gran metodología del éxito, así que si perseveras, serás de las pocas que llega hasta arriba.

Esto varía mucho de acuerdo al tema, la audiencia y hasta la suerte pero, a ojo de buen cubero, más o menos es lo que puedes esperar de manera realista.

Puede que un día para otro te hagas viral como le pasó al one pound fish, pero lo más real y efectivo es hacer tu trabajo, crear tu plataforma y, entonces, tener tu éxito “de la noche a la mañana”.

La ventaja es que puedes repetir el proceso cuantas veces quieras. Algunos pegarán, otros no, pero el chiste es que tu plataforma seguirá por siempre, mientras la cuides.

Así que ya sabes. Si no tienes la intención de echarle ganas por al menos 6 meses, tal vez es mejor irle pensando en otra cosa. Todavía te quedan los negocios mágicos, si te gusta jugar con riesgo.

Esto es algo así como una dieta o un programa de ejercicio: los resultados pueden tardar un poco en aparecer, pero una vez que lo hacen, todo el sacrificio valió la pena.

Eso también te lo puede decir por experiencia.

 

El Guest Blogging Sigue Vivo

Publicado el: enero 27th, 2014 por rarg No hay comentarios

guestblogging

Pocas personas tienen la habilidad de quitarte el sueño con tanta efectividad como Matt Cutts, el master antispam de Google.

Como de es quien nos avisa, con comentarios crípticos, contradicciones, metáforas y veladas amenazas, cómo nos evaluará Google en su siguiente actualización, cada que pone algo hay que hacerle caso.

Y hace algunos días, como de costumbre, metió bastante ruido.

Una de las formas válidas de conseguir enlaces de dominios relacionados con tu tema es escribir un artículo como invitado, también conocido como guest blogging.

La mecánica es simple: si tienes un artículo de interés sobre el tema de este sitio, nos ponemos de acuerdo, lo publico aquí y le incluyo un enlace a donde quieras.

Es un dominio relacionado a tu tema, no viene de artículos gratis ni nada de eso y, se supone, que es contenido verificado.

Al menos esa era la idea y parecía uno de los pocos medios que todavía existían para conseguir enlaces válidos.

Pero, de acuerdo al Cutts, eso ya pasó a la historia porque “es demasiado espamoso”.

Por supuesto que le llovió una andanada de críticas por parte de todos los que consideran el guest blogging como una buena estretegia.

Existen un montón de buenos sitios con contenido de calidad cuyas publicaciones son, en su gran mayoría, de escritores invitados.

Después de que le llovieron comentarios, le bajó un poco al tono, pero el daño ya está hecho: hay muchos webmasters que están pensando en quitar los enlaces de publicaciones que hicieron como invitados.

Como en otro de sus comentarios ha mencionado casi que empieces otra vez, pues como que el cambio en las letras no tranquiliza mucho, pero sí hay que aclarar que el famoso guest blogging sigue siendo una estrategia válida.

Según Cutts, su tono inicial fue porque le llegó un correo ofreciéndole un artículo para que conseguir un enlace a un sitio. No sé si esto fue en serio o una broma por parte de algún entretenido, pero de ahí vino el asunto.

Total, la cosa quedó así: el guest blogging sigue siendo válido mientras no se utilice únicamente como estrategia de optimización (SEO).

Claro que la promoción de tu marca/sitio/producto es la razón por la que haces SEO, así que como muchos comentarios de Mr. Cutts, queda como una metáfora que puede significar muchas cosas, dependiendo de cuantas te hayas tomado antes de interpretarlo.

En fin, por eso es mejor publicar tu contenido en tu sitio o blog y las publiciaciones como invitado dejarlas como parte de la estrategia para conseguir enlaces, pero no tanto que haga enojar a Mr. G.

Total, si te dan tu cachetadita, siempre puedes borrar el enlace…

 

3 Formas Fáciles De Acelerar Las Imágenes De Tu Blog

Publicado el: enero 23rd, 2014 por rarg No hay comentarios

imagenlenta

 

¿Ya pusiste el plugin para acelerar tu blog? Por ahí me preguntaron qué era lo más lento y qué hacer al respecto (¡gracias Miguel!) y, desde mi punto de vista, son lo más vistoso en tu blog.

Todos los banners, anuncios y demás toman un tiempo, pero lo que más pesa son las cosas bonitas, o sea, las imágenes.

La razón es que tú no ves una página en un servidor de Internet: la bajas a tu computadora y luego la ves.

Bajar letras es casi instantáneo, pero las imágenes, presentaciones y otras cosas son otro cantar.

Ya he comentado acerca de las imágenes, pero en esta voy a poner las 3 cosas que hay que revisar:

 

Escala las imágenes al tamaño que vas a utilizar

Hoy en día, las cámaras toman fotos de chorrocientos mil megapixeles y ese número crece cada par de meses.

Aunque se ven más bonitas y detalladas (con un pequeño zoom se te ven hasta los barros de la cara a 100 metros de distancia), también ocupan mucho más espacio en la memoria.

Mi cámara semi-profesional toma fotos de poco más de 5 Mega Bytes (tamaño del archivo de la fotografía). Esa es una foto bastante detallada.

El problema con esto es que, cada que abres una página con una foto de ese vuelo, tu computadora baja los 5MB. Claro que es poco para una conexión de alta velocidad pero si son varias fotos, pues ahí te encargo…

Cuando tengas oportunidad, cámbiale el tamaño a esa foto. Con un programa como GIMP puedes hacer una escala de la foto al tamaño de tu blog y con eso reducirás el tamaño considerablemente.

Por ejemplo, las imágenes que ves aquí son todas de 300×300.

No hay necesidad de poner la foto de 4000×4000 si de todos modos se va a ver de 300.

Solo tienes que encontrar el tamaño ideal para tu blog y dejar de subir las fotos enormes.

 

Baja la calidad de la imagen

¿Pues qué no ando diciendo siempre que hagas algo de calidad? Bueno sí, pero eso es en cuanto al contenido y cuando realmente importa. Para elaborar un poco, checa las siguientes dos imágenes:

gato1 gato2Hay una que tiene mucha más calidad. ¿Puedes distinguirla? No hagas trampa viendo el tamaño, solo inténtalo a simple vista, sin zooms, medidas ni nada de eso, ¿puedes decir cuál es mejor?

Si te fijas bien probablemente le atinarás, pero el punto es que rara vez te darás cuenta de que la calidad de una es una cuarta parte mejor que la otra.

Y 3 veces más grande. Aunque alguien con “buen ojo” lo puede ver rápidamente, la gran mayoría de la gente no se dará cuenta, a menos que le digas que se fije bien.

Cuando no sea necesaria la calidad al 100%, solo con bajarla un poco lograrás ahorrar más de la tercera parte del tiempo de bajada.

En este caso, la imagen “fea” está al 75% de calidad. Por cierto, la imagen chafa es la de abajo.

 

 

 

 

 

Utiliza formatos comprimidos

Esta es medio obvia, pero todavía hay gente que utiliza formatos pesadillos para subir imágenes a Internet.

En el peor de los casos, un formato bitmap (con extensión bmp) puede ser 8 veces más grande que la misma guardada en formato jpg.

Aunque estos formatos tienen su razón de ser y todavía se utilizan para algunas cosas específicas de fotografía y diseño, no hay razón para que las tengas así en tu blog, a menos que eso sea lo que quieres.

***

 

Además de hacer meter un plugin acelerador, optimizar tus imágenes puede acelerar tu blog considerablemente.

¿Está muy difícil? Hay mil tutoriales en la red y en cualquiera de ellos puedes ver cómo hacer esto.

¿No tienes Photoshop? No importa, hay muchos programas como GIMP que hacen lo mismo y no tienen costo. Además, puedes dejar tu imagen optimizada y lista en menos de 5 minutos, 1 ya que le agarres callo.

Si no lo estás haciendo, optimiza tus imágenes. Eso acelerará las cosas en tu blog y en tu negocio.

 

Una forma simple de acelerar tu blog de WordPress

Publicado el: enero 21st, 2014 por rarg No hay comentarios

quickcache

Imagínate esto: llega un visitante a tu súper blog.

Después de una larga búsqueda de información vital que resolverá su vida, resulta que tarda una eternidad en cargar (por cierto, “eternidad” en Internet son unos cuantos segundos).

Entonces, si no aparece tu blog rápido, la gente se desespera y decide mejor irse al otro sitio chafo pero que carga luego luego, dejándote un “rebote” que Google interpreta como que tu sitio no es de lo mejor.

Así que, para que tu blog no tenga tantos bounces, o gente que se va sin verlo, hay que meterle velocidad.

Cuando tú haces la página con plantillas HTML (si es que sabes qué es eso) no hay mucho problema pero para acelerar WordPress hay que pegarle un plugin.

La cosa es que hay un montón y la mayoría funcionan igual, así que voy a poner la que utilizo: Quick Cache.

 

¿Cómo funcionan los Caches?

Los detalles se los dejo a los programadores, pero la cosa es así: cada que “abres” una página de WordPress, se hacen un montón de operaciones para que la página aparezca.

Estas operaciones se hacen con cada página que abre, lo que a veces hace lento todo el rollo.

Un plugin acelerador hace una copia “rápida” de las páginas del blog, lo que hace que cargue mucho más rápido.

Dependiendo de lo que muestre tu sitio o blog, la diferencia puede apantallar.

Y lo mejor de todo es que solo hay que instalarla, ponerle un par de opciones y listo.

 

Los plugins de caché son rápidos de instalar

Como muchos plugins en WordPress, en vez de tener que contratar a alguien o estar las horas tratando de que salga la cosa, solo tienes que ir a la sección de plug-ins de tu blog de WordPress y añadir una nueva.

Hay un montón y puedes probar la que quieras para ver cuál te gusta más. En mi caso, utilizo Quick Cache porque es bastante fácil y acelera bastante las cosas. Puedes buscarla con “Quick Cache”.

A diferencia de otras, solo necesitas activarla, agarrar la primera opción (Enable/Disable) y darle al botón “Yes, enable Quick Cache” (bastante grande). No es necesario hacer nada más.

Hay otras más avanzadas como W3 Total Cache. Esa tiene buenas funciones y apantalla más pero me dio lata en un par de mis instalaciones y preferí irme por lo fácil. Una vez instalada, solo hay que activarla.

Si le buscas lo suficiente encontrarás un montón de plugins de caché con muchas estrellitas y buenos comentarios. Aquí ya es cuestión de gustos. Si quieres irte por lo fácil, Quick Caché es una buena opción.

Pero, como en todo lo Open Source, puedes probar hasta que quedes a gusto.

Cualquiera que agarres hará tu sitio más rápido y terminará volando.

Bueno, no tanto así, pero el chiste es que cargará más rápido y eso bajará tu porcentaje de rebote, mejorará la experiencia de tus visitantes y te dará algunos puntos con Google, por si se ofrecen.

Una cosa nada más: las que tienen configuraciones avanzadas pueden dar algunos resultados inesperados cuando se configuran mal.

Si no sabes lo que estás haciendo, déjalas por la paz. La configuración normal de Quick Caché es suficiente para el 99% de los blogs.

Esta sí que es la forma más fácil de acelerar tu blog y, lo mejor de todo, es que es gratis. Si no lo has hecho, tómate unos minutos para hacer todo más rápido.

Un paso adelante en la carrera con muy poco trabajo.

 

Si de todos modos quieres trabajar en Internet

Publicado el: enero 17th, 2014 por rarg No hay comentarios

trabajarporinternet

 

Después de la entrada de “Lo malo de trabajar por Internet”, me llegaron algunos mensajes de que esto suena contradictorio a algunas cosas que he comentado.

Tal vez… Pero considerando que Internet cambia constantemente, no es raro que algo que creía o hacía de pronto ya no sirva.

Pero bueno, tratándose de trabajar por Internet, vendiendo tus servicios para programar, diseñar sitios y/o logos y escribir, la cosa está así:

Con las recientes mascotas de Google, especialmente Hummingbird, la demanda por artículos cortos y “optimizados” para posicionamiento en buscadores ha ido bajando y probablemente bajará todavía más.

La necesidad ha obligado a miles de personas a dar cada vez más baratos sus servicios, especialmente cuando se trata de cosas por Internet.

A fin de cuentas, como es un ingreso extra, no importa perderle un poco.

Esto no quiere decir que no vayas a ganar nada o que no puedas hacer tu vida en línea, simplemente hay que hacerse expectativas razonables.

Para que te vaya mejor en estas ondas, hay algunos puntos que a mí me han servido bastante:

 

Enfoca tus fortalezas

Aunque mi ortografía y gramática sea profesional, eso no quiere decir que puedo escribir de cualquier cosa.

No va a ser lo mismo que haga un artículo acerca de ecología que uno de implantes dentales.

La ecología es un tema que me apasiona y del que he leído y escrito durante años; los implantes… ni siquiera sé cómo son.

Si aseguras que escribes acerca de todo, quiere decir que no escribes realmente bien acerca de nada.

Hay muchos temas para los que puedes ganar bien y hay demanda.

Enfoca tus esfuerzos y especialízate. Eso te dará mucho mayor proyección y podrás cobrar mejor que los “milusos”.

¿No le sabes a alguno de esos? Checa la siguiente:

 

Perfecciona tus habilidades

Si vas a escribir artículos, programar scripts de PHP o diseñar logos, no te quedes con lo que ya sabes.

Compra un curso, inscríbete a uno en tu localidad o en línea y, de preferencia, consigue alguna certificación o diploma.

Recuerda que estás compitiendo contra muchos y algunos son bastante grandes.

La gran mayoría se queda con lo que sabe. Tú no seas de la mayoría, que son los que ganan centavos por trabajo.

Puliendo tus habilidades puedes conseguir más trabajos y pagos más altos.

Por cierto, ¿te has fijado que el mercado en inglés es el más pesado? Una razón más para entrarle a algún curso o para empezar a practicar.

 

Crea tu presencia en línea

Me han tocado perfiles en Elance que muestran una foto borrosa, un perfil con faltas de ortografía y un correo que dice power_puff_girl37@undominio.com.

No hagas esto. Cómo mínimo necesitas un perfil de lo más profesional en Facebook, en Google +, Linkedin, una cuenta de gmail con un nombre menos dominguero y, de preferencia, un blog donde hables de ti y de lo que puedes hacer.

¿Mucho problema el blog? Si no puedes escribir acerca de tus habilidades, no esperes mucho interés en tu perfil.

Quien te vaya a pagar por hacer algo quiere saber con quién está tratando. Internet está lleno de anónimos que aparecen y desaparecen.

Dar una buena impresión es tan importante como tu vestimenta para una entrevista de trabajo. A menos que seas de las que van de mezclilla y con una camiseta de “El Santo”, creo que sabes lo importante que es.

 

Crea un portafolio de lo que puedes hacer

Cuando alguien me pregunta qué puedo hacer y por qué quiero cobrar más, rara vez me pongo a tirar rollo barato.

Lo único que hago es enviar la dirección del sitio o blog relacionado al trabajo y listo.

Por ejemplo, si alguien quiere que escriba un artículo de marketing por Internet, lo mando a este blog. Aquí hay bastantes ejemplos de mi ortografía, gramática y estilo, aunque a veces se me vaya un error de dedo.

Si le parece, a todo dar, si no, ahorramos tiempo los dos.

En mi caso, no voy a dedicar tiempo a escribir artículos para un cliente que se pone a regatear porque “otros le cobran más barato”.

Desde mi punto de vista, no te conviene tener un cliente de este tipo. Son los que más trabajo dan, los que más se quejan y los que menos pagan.

No importa de qué trabajes, puedes hacer un portafolio de lo que sea con los mil servicios gratuitos que hay en Internet, pero apriétate el cinturón, vete a namecheap.com y compra tu propio dominio.

Eso te muestra como profesional y no como un rookie.

No te apuntes a ningún trabajo hasta que lo tengas.

 

No vendas baratos tus servicios

Bueno, tal vez las primeras dos o tres veces para conseguir clientes y algo de reputación, pero una vez que los tengas, date tu lugar.

Para trabajar por centavitos mejor busca un trabajo de medio tiempo en una tiendita; al menos ahí te darán algunas prestaciones.

Si te haces fama de que te compran por centavos, solo conseguirás trabajos de ese tipo.

 

Busca tus propios clientes

Promociona tu blog en otros medios fuera del sitio de trabajo.

Checa los foros de tu industria y muestra lo que sabes, entra a grupos de redes sociales y conéctate con otras personas.

Linkedin no nada más es para que platiques; puede ser tu mejor manera de conseguir otras cosas y hoy en día todos lo relacionan con eso.

Tener un intermediario como Elance está bien pero te está costando. Si ya estás formando tu propia reputación, quita al intermediario. A fin de cuentas, tú haces el trabajo.

 

Prepara medios de pago

¿Tienes cuenta de PayPal? ¿Sabes cómo se hacen y reciben pagos en línea? ¿Tienes cuenta bancaria para hacer y recibir transferencias?

Te sorprendería la cantidad de personas que me contestan “no” a estas 3 preguntas.

Si vas a trabajar en línea, mientras más formas de recibir dinero tengas, mejor.

 

Cuidado con los clientes PITA

El término PITA lo acuñaron los güeritos hace un tiempo y viene de “pain in the ass” o “dolor en el trasero”, por ponerlo moderadamente.

  • Son los clientes que siempre están regateando hasta el último segundo
  • Son los que más peros le ponen a tu trabajo
  • Son los que te escriben o te llaman a todas horas y se enojan si no les contestas inmediatamente.
  • Son los que siempre están buscando lo más barato, aunque tu trabajo valga mucho más.
  • Y lo más importante, nunca están contentos, ni siquiera cuando les das algo gratis.

Durante muchos años he lidiado con clientes PITA y es una tarea sumamente miserable, pero a veces lucrativa.

Algunos de mis clientes de consultoría son PITA al cuadrado, pero les cobro bastante bien, así que me puedo aguantar sus sangronadas.

Sin embargo, cuando te quieren pagar $2 o $3 dólares por hora o menos, no vale la pena.

Ese tiempo dedícalo a buscar clientes que realmente sepan lo que vale tu trabajo, a afilar tus habilidades y a mejorar tu portafolio de servicios.

Aunque no es mi sueño trabajar en Internet, al menos no en el modelo tradicional, hay gente que lo prefiere a otras cosas.

Después de vivirlo, me gusta más el crear sitios, escribir, promocionar y vender, pero es cuestión de lo que cada quien decida.

Con todo, trabajar por Internet es sumamente cómodo y te puede llevar a mejores proyectos e ingresos.

¿Prefieres el trabajo como el modelo antiguo? No importa. Internet tiene lugar para todo mundo, solo es cuestión de que te animes.

Nada más no creas que por ser Internet la cosa es más fácil. Hay competencia, retos y clientes pesados.

Vas a tener que echarle tantas ganas como a un trabajo tradicional. Pero lo ibas  a hacer de todos modos, ¿no?